La flejadora es una máquina imprescindible en toda línea de producción que desarrolle el proceso de embalaje, ya que permite estabilizar y fijar la carga al palet.

Además, la flejadora compacta y acordona el paquete con un fleje de material distinto, según la mercancía y sus características, así como las necesidades del transporte.

Tiene diversos beneficios:


  • Garantiza la integridad de la mercancía durante el transporte, para que llegue a su destino en perfectas condiciones.

  • Ahorra costes en desperfectos y roturas de la carga durante su traslado.

  • Precinta paquetes, compacta, agrupa productos y sella paquetes.

  • Mínimos desmoronamientos durante el transporte.

  • Le da seguridad a los trabajadores y transportistas.

  • Mejora la imagen de la marca, al asegurar la integridad de la mercancía.


Artículo creado con información de OMS España.com.